El Papa, sobre la ordenación de hombres casados: “No creo que el Espíritu Santo esté trabajando en eso ahora”

Vaticano

El Papa sobre la ordenación de hombres casados: “No creo que el Espíritu Santo esté trabajando en eso ahora”
 En su encuentro con un grupo de obispos estadounidenses que están terminando su visita ‘ad limina’, Francisco ha comentado los grandes desafíos sociales, pastorales, ecológicos y culturales de la Amazonía.

Ha agradecido el trabajo por la sanación de las “heridas abiertas” por los abusos sexuales del clero o los esfuerzos por evitar la polarización de la sociedad.

Aún no se conoce el que será el texto de la exhortación apostólica postsinodal ‘Querida Amazonía’, el papa Francisco deja entrever ya en sus encuentros algunas de las líneas más esperadas del documento sobre la inmensa región americana. En su encuentro con un grupo de obispos estadounidenses que están terminando su visita ‘ad limina’, el Pontífice habló sobre uno de los temas más polémicos de la asamblea especial, todo lo referido a la posible ordenación de hombres casados en la Amazonía o sobre el estudio de las diaconisas.

En su encuentro con los prelados de Nuevo México, Arizona, Colorado, Utah y Wyoming, el pasado 10 de febrero, el pontífice tuvo una audiencia de dos horas y media en la que los obispos pudieron compartir libremente todas sus inquietudes, según ha relatado CNS. De hecho, como ocurre en estos encuentros, Francisco les pide que sean sinceros y directos. “El Espíritu Santo no puede trabajar si todos caminamos sobre cáscaras de huevo y tenemos miedo de decir algo”, les pidió en esta ocasión.

La ordenación de casados o las diaconisas no son la única receta que espera el Amazonía, una región muy amplia con grandes desafíos sociales, pastorales, ecológicos y culturales. Ese ha sido el mensaje fundamental del Papa para el arzobispo de Santa Fe, John C. Wester, quien ha declarado tras la audiencia que “no he sentido que el Espíritu Santo esté trabajando en eso ahora mismo”.

El Papa alentó a los obispos estadounidenses en su trabajo en la acogida de los migrantes, en la mayor participación de las mujeres en la vida de la iglesia, la sanación de las “heridas abiertas” por los abusos sexuales del clero o los esfuerzos por evitar la polarización de la sociedad.

Mateo González Alonso. Vida Nueva Digital

Add a Comment